Close

NÚMERO 1 / OCTUBRE-DICIEMBRE 2017
CIUDAD, CIUDADANÍA Y ESPACIO URBANO

Dossier: “CIUDAD, CIUDADANÍA Y ESPACIO URBANO”

Artículos:

El espacio urbano como capacidad.
Artículo de Saskia Sassen.

Nuevas prácticas urbanas y la recreación del espacio público.
Artículo de Teresa Caldeira.

Urbanismo unitario: una ocupación de los ciudadanos.
Artículo de Miguel Robles Durán.


Visiones

El urbanismo de las ciudades creativas: entre el azar y la necesidad.
Artículo de Jordi Borja.

TENDENCIAS

El museo “total”, una herramienta de cambio social
Artículo de Jorge Wagensberg.

Experiencias

Emprendedores sociales de Ashoka.
Artículo de María Zapata.

 

EDITORIAL

CIUDAD, CIUDADANÍA Y ESPACIO URBANO

En cada ejemplar de CCK Revista habrá un DOSSIER dedicado a un tema monográfico con la participación de diversos autores. En este primer número el tema seleccionado es “Ciudad, ciudadanía y espacio urbano” y cuenta con las aportaciones de la socióloga, Saskia Sassen, la antropóloga, Teresa Caldeira, y el urbanista, Miguel Robles-Durán.

Las reflexiones de la profesora Saskia Sassen, en su artículo El espacio urbano como capacidad, giran en torno a una idea central: cómo las capacidades urbanas pueden alterar lo que se origina como odio y conflicto, es decir, el duro trabajo de crear ciudades abiertas en un contexto histórico de racismo y odio al inmigrante.


En nuestros días, una de las capacidades urbanas de mayor relieve es que tanto las clases modestas como las poderosas encuentran en las ciudades el espacio adecuado para desarrollar sus diferentes proyectos de vida. Pero no sólo ellas, sino que también los inmigrantes y otras minorías han encontrado en la ciudad su principal espacio vital. Por ello, los espacios urbanos se han convertido en bases híbridas desde las que actuar a través de una política informal cada vez más reconocida y aceptada.

La ciudad está excepcionalmente bien capacitada para generar órdenes urbanos nuevos y dotar de capacidades al propio territorio. Por ejemplo, las ciudades han comenzado a aprobar cada vez más sus propias ordenanzas que contrastan con las normas de la política del estado y de la nación; entre otras iniciativas, se ha creado espacios de acogida para inmigrantes indocumentados y aprobado leyes ambientales progresistas y más avanzadas que las de los estados nacionales. Corrientes ciudadanas compuestas por grupos dispares han logrado unirse, en formas cada vez más legítimas, para platear sus reivindicaciones como se vio en los movimientos de los indignados, que surgieron en diferentes partes del mundo en 2011 y 2012. En Europa, están creciendo nuevas redes interurbanas que van más allá de las fronteras nacionales; este proceso se ha visto reforzado por la gran expansión de la subsidiariedad, una serie de iniciativas interurbanas de lucha contra el racismo y contra la degradación del medio ambiente, y otros esfuerzos similares.

Con la globalización y la digitalización, y todos los elementos específicos que implican, las ciudades globales emergen como sitios más estratégicos para la formación de normas e identidades, para la generación de procesos económicos importantes, para la acción de nuevos tipos de actores políticos y para el desarrollo de espacios de cultura y de luchas sociales. A través de esas prácticas, se está constituyendo nuevas formas de subjetividad política. Así, la ciudad se cimenta en parte sobre estas dinámicas. Más que en los barrios residenciales tranquilos y armoniosos, es en la ciudad disputada donde se construye lo cívico.

En resumen, las ciudades globales trascienden los límites de las jerarquías nacionales. Las luchas globales de las últimas dos décadas han encontrado cada vez más una voz y un potencial de organización en los espacios urbanos, donde inmigrantes y ciudadanos luchan por igual por sus derechos a la ciudad y a la participación política.


En Nuevas prácticas urbanas y recreación del espacio público, Teresa Caldeira nos sitúa en un panorama urbano en el que pixadores (calígrafos), grafiteros, practicantes de skate, break dance y raperos, encuentran en la ciudad el mejor espacio para exponer sus manifestaciones artísticas y plantear sus reivindicaciones.

El grafiti se ha convertido en algunas ciudades –como en el caso de São Paulo- en un importante medio de producción urbana. Es un manifiesto urbano de la transgresión y símbolo de articulación política “de jóvenes que ya no están dispuestos a permanecer confinados en los territorios de las periferias a que supuestamente “pertenecen”. Quieren toda la ciudad, la misma que los miembros de las clases más altas”.

Las reflexiones que aporta el texto de Teresa Caldeira nos sitúan ante los grafiti como la expresión de la concepción que los jóvenes tienen de la ciudad y de la justicia social. Al igual que en el texto de Saskia Sassen, los jóvenes de Caldeira quieren toda la ciudad, porque la ciudad es su pasión, su espacio de expresión y creatividad, su lienzo, su espacio de transgresión. “A medida que toman la ciudad de forma agresiva, transgresora, peligrosa, pero también alegre y divertida, le imprimen una nueva dinámica a su vida social”.


Estos jóvenes, ciudadanos de una nueva economía, que ofrece poco empleo y mal remunerado, viven generalmente de modo informal, precariamente, pese a su buen nivel de cualificación. Jóvenes que invierten en equipamientos tecnológicos que les mantienen integrados en redes globalizadas. Jóvenes que dominan la producción y circulación de signos con los que invaden sus ciudades. Jóvenes, mayoritariamente, del género masculino, no jerarquizados, que crean intensos lazos de unión entre ellos. Jóvenes a los que les encanta circular por la ciudad, que se desplazan por ocio, no por necesidad, que reivindican el placer de la circulación y al disfrute de la ciudad: los invisibles se hacen visibles.

Entre pixadores y grafiteros, las mujeres jóvenes apenas tienen representación en estos grupos urbanos. Mujeres que, según la profesora Caldeira, suelen tener un empleo más estable –que no mejor remunerado-, son más educadas que los hombres de su grupo social y muchas veces deciden vivir sin compañero de sexo criando solas a sus hijos. Sin embargo, la mayoría de los hombres tienen poca educación formal y participan en el mercado de trabajo en posiciones secundarias.

Las intervenciones urbanas que llevan a cabo estos grupos de jóvenes son, muchas veces ilícitas, agresivas y trasgresoras. Contestan prácticas habituales de desigualdad y segregación. Utilizan el poder de desconcertar y, a veces, ponen a prueba los límites de la democratización. Ahora bien, muchos grafiteros han conseguido dar un salto cualitativo y han acabado siendo contratados como artistas urbanos que ornamentan edificios de entidades privadas que los patrocinan y, algunos pocos, se han convertido en artistas de élite. Mientras, los pixadores mantienen más su purismo reivindicativo y trasgresor inicial: “la pixação es ilegal, y la esencia está en eso. La pixação es anarquía pura, es odio”, dicen ellos.

Caldeira acaba afirmando: “Los pixadores, esos nuevos azotacalles venidos de los márgenes de una sociedad profundamente desigual, finalmente afirman su derecho de vagar por la ciudad, de observarla desde arriba, de crear sus signos, de auto-re- presentarse y de constituir el espacio público de la metrópoli. Inevitablemente, al hacer eso resaltan las desigualdades, tensiones, intolerancia, miedos y paradojas que están en los cimientos de la sociedad brasileña”.

Miguel Robles-Durán, en su artículo Urbanismo unitario: una ocupación de los ciudadanos, expone sus reflexiones a partir de las ideas de dos “pensadores urbanos” de los años sesenta del siglo xx: el geógrafo británico David Harvey y el filósofo francés Henri Lefebvre. Considera el autor que ambos pensadores “analizan las injusticias estructurales” del urbanismo moderno y conforman la “mayor crítica operativa” de una transformación urbana radical.

Ambos pensadores apuntan el principal problema estructural y conceptual del conocimiento urbano contemporáneo: “la creciente fragmentación, separación y des- integración de la comprensión y el manejo de la ciudad”, como manifestación “de un conocimiento o teoría unitarios acerca de cómo se utiliza y se produce el espacio urbano”. Definen así el ámbito urbano como “un complejo dinámico de relaciones capitalistas, materiales e inmateriales, sociales y espaciales, políticas y económicas, ambientales y técnicas, históricas y teóricas”. Ámbito urbano que continuará fragmentado por geógrafos, ambientalistas, planificadores, ingenieros… Sin embargo, en las calles se está produciendo y luchando por una forma radicalmente diferente de práctica urbana. Al lado de aparatos de gobierno orwelianos, que definen un urbanismo no operativo en la mayoría de los espacios urbanos, se está generando un mundo urbano “con economías paralelas, solidaridades subterráneas, intercambios de servicios colectivos, modelos alternativos de vivienda, fábricas cooperativas, agricultura localizada, y estructuras pedagógicas alternativas, todo creado por la gente”. De maneras diferentes, diversos pueblos del mundo han tomado las calles frente al aparato neoliberal, “declarando el ámbito urbano como su campo de acción”.

Frente a los conocimientos y prácticas urbanas tradicionales especializadas –geografía, arquitectura, política, vivienda, planificación–, estas gentes están redefiniendo las prácticas urbanas, cruzando diferentes líneas disciplinares: ciencias sociales, trabajo social, diseño, arte, ciencias medioambientales… En el fondo, concluye Robles-Durán, los movimientos ciudadanos producidos durante la larga crisis iniciada el 2008 han demostrado que existe la posibilidad de construir prácticas urbanas basadas en la solidaridad, que supongan un cambio conceptual y estructural de la ciudad.

Después del Dossier, cada número de CCK Revista tiene otras tres secciones: Visiones, Tendencias y Experiencias. En Visiones tendremos artículos de opinión, en Tendencias textos de prospectiva y en Experiencias conocimiento de proyectos.


El urbanismo de las ciudades creativas: entre el azar y la necesidad de Jordi Borja es el texto seleccionado para la sección de Visiones. Borja inicia sus reflexiones con una afirmación rotunda: “La nueva modernidad nos reclama innovación, creatividad, predisposición al cambio, polivalencia, flexibilidad, tolerancia, curiosidad intelectual, intercambio, imaginación, conocimientos varios. Y asumir la trasgresión. Como siempre la modernidad nace, se instala y se desarrolla en las ciudades”. Por ello, ha de crearse ciudades heterogéneas, densas, que den respuesta a las nuevas vanguardias que plantean tales reclamaciones. Ello es posible al concitarse en la ciudad dos fenómenos: el azar y la necesidad.

El azar (la serendipity, de Horace Walpole) que aporta aprendizaje, observación y relación entre actores muy diversos. El azar que genera múltiples “contactos imprevistos, que los sujetos perciban hechos que no forman parte de sus trabajos ni de su cotidianidad, que reciban informaciones o reflexiones no habituales”. El exceso de planificación racionalista y el mercado son sus principales enemigos. Estos generan dinámicas privatizadoras, segregación social, gentrificación, “museización”. Generan la “no ciudad” (Marc Augé).


La necesidad de generar ciudades que atiendan las demandas de conocimiento y creatividad, propias de la nueva economía. Ciudades que aporten mayor autonomía a las personas, calidad de vida, medioambiente saludable, recursos para las empresas industriales y comerciales, espacios específicos para las industrias culturales, las comunicacionales, las de ocio… Ciudades, en suma, que permitan la densificación de las relaciones sociales.

“Un museo es realidad concentrada”, afirma Jorge Wagensberg, en su reflexión El museo ‘total’, una herramienta de cambio social que es el texto correspondiente a la sección de Tendencias. El museo es un lugar proveedor de estímulos que genera conocimiento, método y opinión científicos. Es, pues, un espacio democrático, de generación de “lo social”, de identificación colectiva no excluyente sino integradora. Ahora bien, ¿qué características ha de tener ese museo total? Wagensberg nos aporta reflexiones sobre la nueva museografía, sus características, componentes, agentes y actores.

Hay que inventar una nueva museografía, dotada de objetos reales, capaces de gozar de una triple interactividad: manual, mental y cultural. Objetos “que explican historias, que convergen entre sí y con el visitante”, vivos y cambiantes.

El museo total ha de producir un cambio en sus visitantes, ha de estimularlos a la lectura, a modificar su manera de observar el mundo, de conversar, reflexionar y experimentar. Además, ha de hacer autocrítica y poner en cuestión la certeza de lo “científicamente demostrado”. Ha de ser un espacio “de encuentro para cultivar la opinión pública en ciencia”, donde tengan cabida la reflexión, la conversación, la tertulia, la conferencia y la ceremonia. El museo total ha de ser inteligible y bello.

Finalmente, en la sección Experiencias, María Zapata, en su artículo Los emprendedores sociales innovadores: una fuerza transformadora. Everyone a changemaker… un sueño alcanzable, nos ofrece unas reflexiones sobre el rol que desarrollan los emprendedores sociales de Fundación ASHOKA, en todo el mundo, con la finalidad de construir sociedades en las que los problemas no crezcan más rápido que las soluciones.

¿Qué es, cómo actúa y dónde un emprendedor social? Es una persona que reúne las características propias de cualquier emprendedor de negocios (visión, creatividad, determinación…), pero con compromiso social. Busca maneras innovadoras y eficaces de afrontar las problemáticas, persigue el impacto social a gran escala. “Trabaja, prueba, corrige, ajusta y mejora la solución que plantea, hasta conseguir que su visión de cambio social se lleve a cabo”.

La acción del emprendedor social se extiende por todos los campos de actividad humana y responde a necesidades múltiples que se plantean en la sociedad. Algunos ejemplos de actuación en España: concienciación contra la violencia de género, creación de redes de apoyo a los inmigrantes, generación de una educación emprendedora, creación de recursos y técnicas destinados al ocio inclusivo de las personas con discapacidad, lucha contra la pornografía infantil, eliminación de la subcultura carcelaria, fomento de la agricultura ecológica, direccionamiento de la salud pública hacia la atención al paciente… En el resto del mundo: prevención de las causas de la transmisión del dengue (Argentina), integración de jóvenes de origen turco en Berlín, creación de nuevos modelos de vivienda (Brasil. Egipto, India), dotación de nuevos sistemas de regadío para pequeños productores…

ARTÍCULOS

 

El espacio urbano como capacidad (Saskia Sassen)

Partiendo de una amplia investigación sobre las ciudades globales, aquí examino al espacio urbano como una capacidad que históricamente ha facilita…

Nuevas prácticas urbanas y recreación del espacio público (Teresa Caldeira)

Un grafiti en una de las columnas de una vía elevada en el centro de São Paulo tenía estampado hasta hace poco tiempo una especie de manifiesto urb…

Urbanismo unitario: una ocupación de los ciudadanos (Miguel Robles ­Durán)

Quisiera recordar dos textos inspiradores, escritos hace cuarenta años, que pueden ayudarnos a reflexionar sobre nuestra precaria condición contempo…

El urbanismo de las ciudades creativas: entre el azar y la necesidad (Jordi Borja)

Elogio de la ciudad y del azar La nueva modernidad nos reclama innovación, creatividad, predisposición al cambio, polivalencia, flexibilidad, tole- …

El museo ‘total’, una herramienta de cambio social (Jorge Wagensberg)

Un  museo  de la ciencia es un  espacio dedicado  a  proveer  estímulos  a  favor del conocimiento científico,  del método científico y d…

Los emprendedores sociales innovadores: una fuerza transformadora. Everyone a changemaker… un sueño alcanzable (María Zapata)

¿Quién ha logrado que más de un millón y medio de brasileños tengan ac- ceso a energía, y que esto se declare como un derecho universal en Brasi…

AUTORES

Saskia Sassen

Profesora de Sociología en la Universidad de Columbia, Estados Uni- dos. Saskia Sassen ocupa la Cátedra Robert S. Lynd de Sociología y es co-presidenta del Committee on Global Thought (Comité de Pen- samiento Global) de la Universidad de Columbia. Sus libros recientes son Territory, Authority, Rights: From Medieval to Global Assembla- ges (Princeton University Press 2008), A Sociology  of Globalization (W. W.Norton 2007), ambos traducidos al español por Katz Editores (Madrid y Buenos Aires), Ciudad y Globalization  (Quito: FLACSO 2011), la cuarta reedición actualizada de Cities in a World Economy (Sage 2012) y Nuevas geopolíticas. Territorio, autoridad y derechos (CCCB, 2012). Entre sus publicaciones más antiguas se encuentra el influyente libro The Global City (Princeton University Press 1991-2001). Sus libros han sido traducidos a más de veinte lenguas. Ha obtenido numerosos premios y menciones, desde doctorados hono- ris causa hasta ser considerada uno de los 100 Pensadores Globales más importantes de 2011 según la revista Foreign Policy. En 2013 ha obtenido el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. http://www.saskiasassen.com

Teresa Caldeira

Antropóloga, estudiosa de las ciudades y sus prácticas políticas. Sus investigaciones se focalizan en los problemas de urbanización y la reconfiguración de la segregación espacial y la discriminación social, principalmente en las ciudades del sur. Se ha interesado especialmente por el estudio de las relaciones entre configuración urbana y transformación política, especialmente en contextos de democratización. Actualmente y desde 2007, es profesora de Departamento de Ciudad y Planificación Regional de la Universidad de California, Berkeley. Anteriormente había trabajado como profesora e investigadora en el sistema universitario de Brasil y en la Universidad de California, Irvine. Su trabajo ha sido publicado en varios idiomas. Es autora, entre otros, del libro City of Walls: Crime, Segregation, and Citizens- hip in São Paulo (University of California Press, 2000) que ganó el Premio de la American Ethnological Society en 2001. El libro analiza la forma en que el crimen, el miedo y la violencia y el no respeto por los derechos ciudadanos se interrelaciona con las transformaciones urbanas para producir un nuevo modo de segregación urbano en un contexto de democracias consolidadas. El libro compara los casos de São Paulo y Los Angeles. En español, se ha publicado Espacio, segregación y arte urbano en el Brasil (Barcelona/Buenos Aires: CCCB/Katz, 2010). Teresa Caldeira ha obtenido el Guggenheim Fellow 2012.

Miguel Robles Durán

Urbanista, director del Programa Ecologías Urbanas en la New School Parsons de Nueva York. Es miembro senior de Civic City, un programa de posgraduado en diseño e investigación instalado en Ginebra (Suiza), y cofundador de Cohabitation Strategies, una cooperativa sin ánimo de lucro, instalada en Nueva York y Rotterdam, que promueve el desarrollo socioespacial. Robles-Durán tiene una amplia experiencia internacional en la definición y coordinación estratégica de proyectos urbanos interdisciplinarios, así como en el desarrollo táctico de estrategias de diseño y plataformas cívicas que se confrontan con las contradicciones de la urbanización neoliberal. Recientemente ha publicado el libro Urban Asymmetries: Studies and Projects on Neoliberal Urbanization (Paperback, 2011), que analiza las nefastas consecuencias que las políticas urbanas neoliberales han tenido en la ciudad y plantea posibles alternativas al desarrollo orientado por el mercado. Las áreas de especialización de Robles-Durán son intervenciones y estrategias de diseño/investigación sobre urbanizaciones irregulares y áreas de conflicto urbano-social, política económica urbana y teoría urbana.

Jordi Borja

Geógrafo urbanista. Profesor Emérito y Presidente del Comite Aca- démico de los programas de posgrado de Ciudad y Urbanismo de la Universitat Oberta de Catalunya  (UOC). Presidente del Observatorio DESC (derechos económicos, sociales y culturales). Anteriormente, había sido profesor de la Universitat Autònoma  de Barcelona, de la Universitat de Barcelona y de la Universitat Politècnica de Catalunya. Colabora regularmente en el periódico El País, en El Carrer (Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona) y en diversas publicaciones españolas y latinoamericanas. Ha sido Director de Urban Technology Consulting (1995-2006). Ha realizado y/o colaborado en planes, proyectos y estudios, así como acti- vidades universitarias en las principales ciudades de América Latina y de Europa. Ha sido profesor en las Universidades de París, Roma, Nueva York,  México, Buenos Aires  y otras. Ha sido Diputado del PSUC en el Parlament de Catalunya (1980-1984), elegido Concejal de Barcelona en nombre del PSUC y miembro del gobierno municipal en calidad de Teniente de Alcalde (1983-1995). Miembro del PSUC desde 1960, participó en el Comité Central y Ejecutivo del PSUC y en el Comité Central del PCE, asimismo fue responsable de Política Municipal y Movimiento Popular (1974-1981). Entre 1961 y 1968, tuvo que exiliarse. Su bibliografía más reciente es: Revolución urbana y derechos ciudadanos (Alianza Editorial, 2013); Luces y sombras del urbanismo de Barcelona  (UOC, 2010); La ciudad conquistada (Alian- za Editorial, 2003); como editor y coautor, Urbanismo en el siglo xxi (UPC, Barcelona 2003); junto con Manuel Castells, Local y Global (Taurus ediciones, reeditado en 2004); Espacio público, ciudad y ciu- dadanía (Electa 2002); con Valerie Peugeot y Geneviève Dourthe, La Ciudadanía Europea (Península 2001).

Jorge Wagensberg

Intelectual de reconocido prestigio, es profesor de Teoría de los Procesos Irreversibles en la Facultad de Física de la Universidad de Barcelona. Crea y dirige la serie Metatemas de Tusquets Editores, una colección de referencia para el pensamiento científico que en 2008 cumplió veinticinco años de andadura. De 1991 a 2005 dirigió el Museu de la Ciència de la Fundació la Caixa, una institución pionera en el mundo entre las de su clase. De 2005 a finales de 2009 ocupó el cargo de Director del Área de Medio Ambiente y Ciencia de la Fundación la Caixa y en la actualidad el de Director Científico de la Fundación la Caixa. En el año 2007 recibe la Creu Sant Jordi de la Generalitat de Catalunya y en el 2010 es nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lleida. Ha publicado un centenar de trabajos de investigación en dominios tan diversos como termodinámica, matemáticas, biofísica, microbiología, paleontología, entomología, museología científica y filosofía de la ciencia. Entre otros libros, Jorge Wagensberg ha escrito Nosotros y la ciencia (1980); Ideas sobre la complejidad del mundo (1985) –traducido al francés como: L’âme de la méduse (1997)–; Amazonia, ilusiones ilustradas (1996), Introducció a la teoria de la probabilitat  i la informació (1996) –en colaboración con S. Masoliver–, Ideas para la imaginación impura (1998); Si la naturaleza es la respuesta ¿cuál era la pregunta? (2002); La rebelión de las formas (2004); A más cómo, menos por qué (2006); El Gozo intelectual (2007); Yo, lo superfluo y el error (2009); Las Raíces triviales de lo fundamental (2010).

María Zapata

Directora de Operaciones Internacionales-Europa de Ashoka Emprendedores Sociales, responsable de la organización en España y Co-Chair del Programa Ashoka Globalizer. Licenciada en Ciencias Empresariales. Fue miembro del programa corporativo de formación –Financial Management Program– de General Electric. Se unió a Ashoka en octubre de 2002, para apoyar el lanzamiento e implantación de Ashoka en España y otros países europeos, después de trabajar ocho años en General Electric en diversos países como México,  EE.UU., Inglaterra, Holanda y España, desempeñando distintos puestos en finanzas, ventas, integración de adquisiciones, reingeniería de procesos, etc. Durante su estancia en México, colaboró con Ashoka impulsando el programa E2 para promover colaboraciones entre Emprendedores Sociales y Emprendedores de Negocios. Fue miembro del Consejo de GE Elfun (Asociación de Voluntarios  de General Electric) y GE Fund México y Directora Regional para América Latina de GE Women’s Network.