Close

Ricardo Bofill

Arquitecto

Vive en Sant Just Desvern donde tiene su taller de arquitectura. Tanto la vivienda como los despachos y las salas del taller forman parte del conjunto rehabilitado de la antigua fábrica de cemento Sanson, donde se conservan los silos y la chimenea –en loa años 60 considerada la más alta de Europa- y donde también construyó el edificio Walden 7. El acto de presentación de las X Jornadas se hace en una sala del taller.

Se graduó en Arquitectura en la Escuela de Barcelona y en la Escuela de Ginebra.

En 1963 reunió un selecto grupo de jóvenes con talento para formar un equipo multidisciplinario que permitió abordar la complejidad de la práctica arquitectónica: ingenieros, urbanistas, sociólogos, escritores, directores de cine y filósofos que conformaron lo que hoy es denominado el Taller de Arquitectura.

En la obra de Bofill, la Historia ha sido un manifiesto constante, no únicamente en el continuo análisis e interpretación de la cultura y de la arquitectura del pasado, sino por su interés por las nuevas tendencias, por su implicación en los movimientos sociales de su tiempo y la propuesta de respuestas alternativas a los problemas contemporáneos. La evolución del Taller de Arquitectura, impregnada del estímulo y la concepción vital, de la enorme vitalidad de Ricardo Bofill, ha experimentado una serie de cambios teóricos y prácticos estrechamente vinculados a las transformaciones políticas y sociales de las últimas décadas del siglo XX.

En sus primeros años, Bofill recuperó los elementos artesanales característicos de la arquitectura catalana tradicional. Más tarde, empezó a abordar los problemas de planificación urbana a nivel local dentro del contexto político y social español. La necesidad de enfrentarse a proyectos de mayor envergadura, condujo al equipo de Bofill  a concebir una metodología basada en la formación geométrica de los elementos en el espacio, desarrollada de manera teórica en el proyecto “La Ciutat en l’Espai” y aplicada en la construcción del “Walden 7”.

Interesado por los problemas urbanos de los países en vías de desarrollo, Bofill trasladó parte de su equipo a Argelia, donde colaboró con el gobierno en proyectos de planificación urbana y vivienda social. Su trabajo culminó dos años más tarde con la construcción del Pueblo Agrícola Houari Boumédienne en el sudeste del país.

Como respuesta al encargo de varios proyectos para las “Nuevas Ciudades” francesas, en 1971 formó un equipo complementario en París. Durante esta etapa, Bofill introdujo en sus propuestas arquitectónicas elementos simbólicos directamente relacionados con la arquitectura monumental gala. La “Petite Cathédrale” y la “Maison d’Abraxas” son ejemplos de estos monumentos habitados.

A partir de 1979, las actividades del Taller de Arquitectura se concentraron principalmente en Francia, con la construcción simultánea de cuatro proyectos: “Les Arcades du Lac” y “Le Viaduc” en Saint-Quentin-en-Yvelines, “Les Espaces d’Abraxas” en Marne-la-Vallée;  “Les Echelles du Baroque” en el distrito  XIV de París;  así como Antigone en Montpellier.

Los estudios de Bofill sobre la utilización de unidades de hormigón prefabricado contribuyeron durante los años 80 a la afirmación de la validez de las formas clásicas y la geometría en la arquitectura contemporánea. La introducción del vidrio  y del aluminio en los 90, supuso el resultado de un proceso marcado por el estudio y la investigación de las formas y los materiales.

El año 2000, Bofill agrupó su actividad en España, desde su sede instalada en una antigua fábrica de cemento en Sant Just Desvern, el Taller de Arquitectura liderado por Bofill mantiene el espíritu y la filosofía que motivaron al equipo a principios de los 60 para realizar proyectos internacionales desde la escala urbana, contribuyendo así a un nuevo “urbanismo integrado”. Proyectos como la “Place de l’Europe” en Luxemburgo, la “Prolongación de la Castellana” en Madrid, la “Central Artery” en Boston, infraestructuras de transporte como la Terminal 1 del aeropuerto de Barcelona, equipamientos culturales, deportivos y comerciales en Europa, Estados Unidos y Asia; edificios de viviendas sociales y de lujo, desde Dakar a Estocolmo, desde Pekín a París; edificios de oficinas y de importantes compañías de los Estados Unidos, Francia, España…

La reputación internacional de Ricardo Bofill reside en su capacidad de diseñar y construir con éxito en un gran número de países y contextos diversos. Sus obras confirman su capacidad de diseñar en armonía con las diferentes culturas locales como resultado de combinar su know-how y su experiencia global.

%